Tai Chi

Tai (o t’ai) Chi es un arte marcial antiguo que se origina en el extremo oriente. Con base en las enseñanzas chinas de 6,000 años de antigüedad, Tai Chi es tanto un ejercicio como un sistema de lucha, pero que ahora se practica como una defensa contra el estrés y las tensiones de la vida diaria.

De forma diferente a la mayoría de deportes o ejercicios, Tai Chi no se basa en la fuerza, resistencia o velocidad, lo cual lo hace posible para un rango de edades y resistencias. Incluso una pequeña cantidad de práctica puede traer beneficios en salud y acondicionamiento físico, permitiendo al cuerpo y la mente relajarse. Esto a su vez puede mejorar el bienestar emocional y la calidad de vida general.

Hasta la fecha existe investigación limitada acerca de los beneficios de Tai Chi en la Enfermedad de Parkinson pero debido a que éste mejora el equilibrio y la conciencia corporal, se cree que reduce el riesgo de caídas, mejora el equilibrio y confianza al caminar y también mejora la marcha y la postura. Algunas personas con la Enfermedad de Parkinson también han reportado mejoras en el sueño.

Como con todas las terapias físicas, usted puede encontrar desafiantes algunas de las actividades, pero las técnicas pueden adaptarse para ajustarse a los individuos, su instructor debería poder aconsejarle sobre esto. Cuidado especial puede ser necesario si usted tiene osteoporosis severa, una hernia o está embarazada.