Hidroterapia

Hidroterapia, la cual proviene de las palabras griegas que significan ‘agua que cura’, es el uso del agua para mantener la salud y evitar enfermedades. Ésta se utiliza para tratar condiciones reumáticas, tales como artritis, así como también trastornos musculoesqueléticos y condiciones neurológicas.
La Hidroterapia es particularmente útil para el tratamiento de los síntomas de la Enfermedad de Parkinson por las siguientes razones:

La flotabilidad del agua puede apoyar a los músculos débiles y permitir que las extremidades se muevan de una manera menos dolorosa

  • La resistencia del agua ayuda a fortalecer los músculos y las extremidades
  • Simplemente estar en el agua puede ser relajante y suministrar alivio del dolor
  • Estar en el agua reduce el miedo de caer, de forma que puede sentirse más seguro y más cómodo mientras hace el ejercicio
  • El ejercicio libera endorfinas (hormonas anti estrés) que alivian el dolor de forma natural

Los ejercicios de la hidroterapia pueden ser diseñados para:

  • Ayudar en la relajación y reducir el estrés
  • Mejorar la respiración
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Mejorar la flexibilidad y fortalecer el cuerpo.