Aromaterapia

La aromaterapia es una antigua práctica que utiliza aceites esenciales (esencias de plantas aromáticas) para mejorar el bienestar físico, psicológico y emocional.
Las personas con Enfermedad de Parkinson frecuentemente buscan la aromaterapia para mejorar su calidad de vida.

Aunque existe poca evidencia científica sobre los beneficios de la aromaterapia en la Enfermedad de Parkinson, se han estudiado beneficios en la población general. Muchas personas dicen que les parece que les ayuda a relajarse y que es estimulante. Si los problemas relacionados con el estrés pueden aliviarse, entonces algunos síntomas de la Enfermedad de Parkinson causados por el estrés pueden mejorar con la aromaterapia.

Existen dos formas prácticas en las cuales los aceites esenciales se administran:

  • A través de la piel utilizando masaje o simple aplicación en la piel
  • Por inhalación.

Las moléculas de los aceites esenciales viajarán dentro de la corriente sanguínea y se metabolizarán en el cuerpo para promover bienestar físico, mental y emocional.

La aromaterapia es una técnica especializada y deben considerarse requerimientos individuales cuando se decide qué aceites utilizar. Los aceites esenciales son extremamente potentes y deben utilizarse con cuidado así que siempre busque consejo, siga las instrucciones cuidadosamente e informe a su médico sobre cualquier tratamiento.

Los potenciales beneficios de la aromaterapia en la Enfermedad de Parkinson incluyen:

  • Físicos: Dolores musculares y dolor, rigidez de las articulaciones y dolor, debilidad de las extremidades, estreñimiento, circulación deficiente y calambres pueden ser tratados mediante masaje, bien sea para cuerpo entero o localmente alrededor del área afectada
  • Mental y emocional: Depresión, ansiedad, insomnio, nausea y dolor de cabeza pueden tratarse mediante masaje y/o inhalación.