¿Qué sucede si me trato con DBS?

La duración y los pasos quirúrgicos pueden variar según el tipo de sistema utilizado pero, en general, la cirugía para implantar el sistema de DBS se prolonga durante varias horas. La estadía en el hospital generalmente es de pocos días e incluye una evaluación pre quirúrgica, la cirugía y la cicatrización-Cicatricazion inicial antes de que usted pueda regresar a su hogar.

El equipo quirúrgico incluye un neurólogo, un neurocirujano que se especializa en DBS, un anestesista, un radiólogo y otros profesionales de la salud.

Los componentes de un sistema de DBS son los siguientes:

Neuroestimulador: Este dispositivo ,similar a un marcapasos es la fuente de alimentación del sistema. Existen distintos tipos de estimuladores recargables y no recargables. Cada uno contiene una pequeña batería y un chip de computadora programado a los fines de enviar impulsos eléctricos para controlar los síntomas del Parkinson

Electrodo: Es un componentecable aislado que termina en cuatro polos que transmiten corriente eléctrica al cerebro.

Extensión: Es un cable aislado que se coloca debajo del cuero cabelludo y por encima del cráneo para conectar el electrodo, que se extiende por detrás de la oreja, recorre el cuello hasta llegar el pecho debajo de la clavícula donde se conecta con el neuroestimulador.

Programador: Médico utiliza este programador externo para configurar los parámetros de estimulación. Cada paciente responde a la terapia DBS de manera distinta, por lo tanto el programador se utilizará para personalizar las señales para su cerebro.

Evaluación Prequirúrgica

La evaluación prequirúrgica está diseñada para preparar al paciente y al equipo quirúrgico para la cirugía. Esto puede incluir una MRI y una consulta con los expertos de DBS.

La cabeza del paciente se inmoviliza con una estructura mientras que se colocan electrodos muy delgados en una zona precisa del cerebro bajo MRI o CT. Los electrodos transmiten la estimulación desde el neuroestimulador al cerebro. No se entiende el concepto.

En algunos casos, el paciente está consciente con una sedación leve para no sentir dolor – el cerebro no posee receptores de dolor y no advierte el dolor. El cirujano probablemente estimule zonas del cerebro mientras que el paciente mueve sus brazos o piernas, realiza golpeteos con los dedos, mueve las manos o simula beber de un vaso. Esto le permite al cirujano determinar cuál será la mejor posición para los electrodos a los fines de controlar los síntomas como los temblores, rigidez o movimientos lentos.

En algunos sistemas esta cirugía se realiza mientras que el paciente está inconsciente y anestesiado. El neurocirujano decidirá qué tipo de cirugía será mejor para el paciente.

Implante del neuroestimulador

El mismo día, o poco tiempo después, se implanta el neuroestimulador debajo de la piel en el pecho. El paciente estará inconsciente durante esta parte del procedimiento. Luego, el cirujano conectará los electrodos del cerebro al neuroestimulador mediante las extensiones colocadas debajo de la piel desde el pecho, recorriendo el cuello hasta la cabeza.