¿Qué es la Estimulación Cerebral Profunda?

A medida que avanza la enfermedad de Parkinson es probable que usted advierta que la medicación ha dejado de controlar adecuadamente sus síntomas. Si esto sucede, el médico puede recomendar un tratamiento con estimulación cerebral profunda (DBS).

DBS es una opción de tratamiento para los pacientes con Parkinson cuyos síntomas motores (movimientos) ya no responden adecuadamente a la medicación. DBS también se utiliza para tratar otros trastornos como la distonía y el temblor esencial.

DBS no está indicada para todos los pacientes, por esta razón es importante hablar con su médico acerca de los potenciales beneficios y riesgos. También se recomienda consultar con un neurólogo de trastornos de movimiento acerca de los potenciales riesgos que pueden surgir en caso de no tratar el Parkinson, con la medicación adecuada y otrso tipos de terapias. Esta información le ayudará a usted a tomar decisiones informadas para determinar si DBS es el tratamiento indicado para tratar eficazmente sus síntomas específicos.

Beneficios Potenciales

En los pacientes indicados, DBS puede ofrecer períodos más prolongados de alivio de los síntomas motores como los temblores, la rigidez y movimientos lentos. También puede reducir la frecuencia y duración de los movimientos involuntarios anormales (discinesia) que con frecuencia se presentan como efecto colateral de la medicación para el Parkinson. Estos beneficios pueden mejorar la calidad de vida.

También en algunos casos se puede reducir la cantidad de medicación que usted debe tomar si con DBS es posible lograr un control eficaz de los síntomas. Esto puede resultar particularmente favorable durante el embarazo.

DBS es reversible ya que el neuroestimulador se puede apagar en cualquier momento y se puede extraer si es necesario, aunque para esto se debe realizar una cirugía adicional.