Preguntas frecuentes (FAQs)

¿Qué es la Terapia de Estimulación Cerebral Profunda? 

La Terapia de Estimulación Cerebral Profunda es una opción de tratamiento para los pacientes con Parkinson cuyos síntomas motores o de movimiento, ya no responden adecuadamente a la medicación.

El medicamento oral está aún funcionando pero no en forma tan efectiva para poder controlar los síntomas motores.

¿En qué consiste la Terapia de Estimulación Cerebral Profunda? 

El objetivo de la Terapia de Estimulación Cerebral Profunda es bloquear las señales que causan los síntomas motores incapacitantes del parkinson, mediante impulsos eléctricos.

Esto se logra al insertar un electrodo en el cerebro mediante cirugía y conectarlo a través de una extensión a una batería llamada “neuroestimulador” (similar a un marcapasos cardíaco). Una vez instalado y programado, el neuroestimulador transmite impulsos eléctricos a las áreas específicas del cerebro que controlan el movimiento. 

 ¿En qué parte del cuerpo se coloca el neuroestimulador?

Posterior a la colocación del electrodo en el cerebro, el cirujano implanta el neuroestimulador en el pecho del paciente, luego, mediante extensiones colocadas debajo de la piel, que recorren el cuello hasta llegar a la cabeza, conecta los electrodos al neuroestimulador. La terapia es completamente implantable y generalmente no es visible.

¿Qué sensación provoca la estimulación?
La mayoría de los pacientes no siente la estimulación. Sin embargo, algunos pacientes pueden advertir una breve sensación de cosquilleo cuando se enciende la estimulación por primera vez. Si la estimulación cambia o provoca malestar, el paciente debe contactar a su médico inmediatamente.
¿La terapia de DBS impedirá la aplicación de futuros tratamientos o curas que pueden surgir?
No. La terapia de DBS no reduce las futuras opciones terapéuticas. La terapia de DBS es reversible y el sistema se puede extraer.
¿DBS es sólo para temblores?
No, DBS también se utiliza para tratar la rigidez y movimientos lentos o ausentes y puede brindar alivio de ciertos síntomas no motores, como las alteraciones del sueño.
¿Se debe posponer la utilización de DBS hasta que sea el último recurso?
No. La ventana de oportunidad para la Terapia de DBS se abre cuando el cuerpo ya no responde a la medicación con la misma eficacia como lo solía hacerlo, pero antes de que la medicación deje de funcionar por completo. Si se espera demasiado, la Terapia de DBS ya no podrá ofrecerle al paciente el mismo nivel de eficacia que le hubiera ofrecido anteriormente.
¿Cuánto tiempo después del procedimiento de implante comienza a funcionar la terapia DBS?
Cada paciente responde en forma diferente a DBS pero, generalmente lleva varios meses. En general, la cicatrización de la cirugía debe ser completa antes de que se pueda iniciar la programación y luego el paciente deberá acudir a varias sesiones de programación antes de lograr un control de síntomas eficaz.
¿El sistema de estimulación cerebral hace algún ruido?
No.
¿Podré retomar mis actividades diarias normales?
Durante las primeras semanas después de la cirugía, el paciente deberá evitar realizar esfuerzos, elevar los brazos por encima de los hombros y estirar excesivamente el cuello. El paciente podrá intentar gradualmente realizar ciertas actividades que le resultaban difíciles antes de la cirugía. Deberá consultar al médico primero y asegurarse de seguir todas sus instrucciones.
¿El neuroestimulador estará visible?
Según la constitución del cuerpo del paciente el neuroestimulador podrá estar visible como un pequeño bulto debajo de la piel. Sin embargo, el médico intentará colocar el neuroestimulador en una zona donde cause menos malestar y sea cosméticamente aceptable.
¿Podré aumentar o disminuir la potencia de la estimulación?
En la mayoría de los casos, solamente el médico puede cambiar la potencia de la estimulación. Según el tipo de neuroestimulador implantado, el paciente podrá elegir entre una variedad de configuraciones de estimulación que el médico ha programado para dicho paciente en particular.
¿Es seguro someterse a exámenes médicos con el sistema implantado?
El paciente deberá consultar a su médico antes de realizar cualquier tratamiento médico o examen de diagnóstico (por ejemplo, una MRI, mamografía o desfibrilación cardíaca). Algunos pero no todos los sistemas de DBS son aptos para MRI si se cumplen ciertas condiciones. En ningún caso se permiten diatermias (tratamiento de calor profundo) ni ultrasonidos terapéuticos.
¿La estimulación se puede utilizar durante el embarazo?
DBS es segura durante el embarazo y puede significar la posibilidad de reducir la medicación para el Parkinson durante este período.
 ¿La estimulación cerebral profunda solo sirve para tratar el síndrome de Parkinson?

La terapia de Estimulación Cerebral Profunda también se utiliza para tratar otros trastornos como la distonía y el temblor esencial.

¿Es un procedimiento permanente?
DBS es un procedimiento reversible. También es ajustable, lo cual significa que la estimulación se puede ajustar para adaptarse a los cambios en los síntomas. El sistema se puede desactivar o aún extraer mediante una cirugía adicional.
¿Qué sucede si el neuroestimulador deja de funcionar?
Los síntomas reaparecerán. Si usted no puede determinar la causa posible y corregir el problema, debe contactar a su médico.
¿Cuánto tiempo dura la batería del neuroestimulador?

La duración de la batería puede variar en algunos casos, debido a que los parámetros de programación de cada paciente son diferentes,   y también depende de qué tipo de dispositivo se utilice, existen recargables y no recargables,  en general los recargables duran 9 años y los no recargables 5 años.

¿Qué sucede si la batería tiene que ser reemplazada?

En general, los electrodos y las extensiones permanecerán colocados y simplemente se reconectarán a un nuevo neuroestimulador, para ello, se requiere hacer una cirugía antes de que este se agote. Algunos sistemas utilizan baterías recargables para reducir la necesidad de una nueva cirugía para reemplazar el neuroestimulador; en estos casos el neurocirujano debe asesorar al paciente.  Medtronic ofrece sistemas recargables y no recargables, la decisión sobre qué sistema se colocará la toma el neurólogo y el neurocirujano junto con el paciente, de acuerdo a sus necesidades.

¿Existen riesgos?

Al igual que con cualquier cirugía, existen ciertos riesgos que incluyen complicaciones, asociados a infecciones, hemorragias etc. Por ello, es importante una evaluación pre-quirúrgica y seguir las recomendaciones de un equipo médico capacitado.

 ¿Desde cuándo y en dónde se realiza?

Desde 1987, más de 140,000 pacientes en todo el mundo se han beneficiado de la Estimulación Cerebral Profunda, disminuyendo los síntomas de la enfermedad y mejorando significativamente su calidad de vida.