Michael J. Fox no se rinde a pesar del Parkinson

Muchos de nosotros recordamos a Michael J. Fox por su papel como Marty McFly en las películas de Volver al Futuro, pero los Pacientes de Parkinson también lo conocen como uno de los precursores en la investigación de la enfermedad más importantes. Su fundación hoy es considerada una de las más importantes en su área, y sus aportes llegan hasta aportar a la calidad de vida de los pacientes, hasta grandes pasos en la investigación de la cura.

En 1991, Fox fue diagnosticado con Parkinson. Era Joven y duró por muchos años en silencio sobre su diagnóstico. En 1998, le permitió saber al mundo acerca de su condición y se comprometió a una campaña en la que iba a incrementar el conocimiento acerca de la enfermedad y promover la investigación. Fox anunció su retiro de la actuación en el año. Ese mismo año inauguró, la Michael J. Fox para la investigación de Parkinson

En 2012, el actor anunció su intención de regresar a la actuación, con el objetivo de actuar a un paciente de Parkinson. El show despegó fácilmente y fue reconocido por pacientes y trató acerca de un hombre que sigue trabajando a pesar de estar diagnosticado con la enfermedad. Miembros de su fundación y pacientes de todo el mundo, encontraron el regreso de Fox a la actuación como una muestra de que lo último que debe hacer un paciente de Parkinson es rendirse.

Al mismo tiempo es autor de varios libros y ha hablado varias veces acerca de la manera en la que enfrenta los problemas. Su mensaje siempre ha cargado un tono optimista y humorístico, lleno de gratitud por el apoyo que ha recibido de otros pacientes, cuando los motiva a tomar acción sobre su salud, sin importar lo grande o pequeña que sea.

Si quieres aprender más acerca del Parkinson y sus tratamientos te invitamos a que leas nuestra página web. Si quieres conocer la historia de otros pacientes puedes visitar nuestro canal de YouTube.

https://www.michaeljfox.org/foundation/michael-story.html