Efectos Colaterales del Tratamiento

Inicialmente los tratamientos para la Enfermedad de Parkinson pueden funcionar bien, pero con el tiempo los efectos colaterales pueden surgir. Adicionalmente, en particular si usted ha estado tomando medicamento por algún tiempo, puede experimentar ‘Deterioro de fin de dosis’ o fluctuaciones motoras. Éstos frecuentemente se cree que son síntomas pero son de hecho efectos colaterales de los medicamentos:

Disquinesia

La disquinesia ocurre en varias condiciones médicas y es el término utilizado para describir movimientos no pretendidos, involuntarios e incontrolables. Éstos incluyen tirones, sacudidas, torsiones o simplemente inquietud pero no temblor. La disquinesia no debería confundirse con tics los cuales son movimientos súbitos, repetitivos, no rítmicos que involucran grupos musculares aislados, por ejemplo parpadeo o aclaramiento de la garganta.

Diferentes partes del cuerpo pueden verse afectadas pero las áreas más comunes son las extremidades y el tronco. Disquinesia afecta a cada persona de manera diferente tanto en sus tiempos, como en frecuencia y severidad. Puede interferir considerablemente con actividades o puede ser leve y apenas perceptible. De forma similar la disquinesia puede afectarle por una gran parte del día, o puede ocurrir solamente justo antes o justo después de tomar los medicamentos.

Hablando en general, en la disquinesia los movimientos son rápidos y similares a un baile, a diferencia de movimientos en otra condición llamada distonía la cual causa contracciones y espasmos musculares involuntarios sostenidos. La distonía es más lenta, dolorosa y tortuosa, forzando el cuerpo en posiciones antinaturales. Existen, por supuesto, áreas donde la disquinesia y la distonía se sobreponen, y es posible experimentarlas al mismo tiempo.

Comportamiento compulsivo e impulsivo

El comportamiento compulsivo es cuando alguien tiene una urgencia abrumadora de actuar de una forma particular. La motivación es el prospecto de placer o recompensa, aunque el comportamiento compulsivo puede continuar incluso cuando una persona ya no deriva ninguna recompensa ni placer de sus acciones.

Una incapacidad para resistir la tentación de llevar a cabo ciertas actividades se conoce como Comportamiento de control impulsivo (ICB) o Trastorno del control de los impulsos (ICD).

Tal comportamiento puede causar que la persona y aquellos alrededor de ella sufran daño. Esto está usualmente fuera del carácter y la persona puede no ser consciente de este cambio en su personalidad.

Alucinaciones y delirios

Una alucinación es una fuerte percepción de algo que no existe realmente. Esto puede visualizarse, escucharse, sentirse, olerse o saborearse. Las alucinaciones algunas veces se confunden con ilusiones, las cuales son distorsiones de una realidad más que algo que es puramente imaginado, como las alucinaciones.

Alucinaciones visuales

En la Enfermedad de Parkinson las alucinaciones son más comúnmente visuales y pueden ser en blanco y negro, a color, estáticas o en movimiento. Frecuentemente las imágenes involucran pequeños animales y niños. Éstos pueden desaparecer rápidamente o pueden durar algún tiempo.

Alucinaciones auditivas

Las alucinaciones auditivas (escuchar cosas que no existen) son menos comunes. Éstas generalmente involucran escuchar voces u otros sonidos familiares.

Alucinaciones táctiles

Las alucinaciones pueden ser táctiles, es decir, usted puede tener una sensación, como algo que le toca.

Alucinaciones de olor y sabor

De manera menos común usted puede sentir que saborea algo que no ha comido, puede oler algo que no está presente, tal como cocción de comida o humo.
Las alucinaciones usualmente no son amenazantes ni angustiantes. Si usted alucina, puede no ser consciente de que sus percepciones no son reales, y algunas veces imágenes o sensaciones imaginadas pueden ser confortables. Pero las alucinaciones pueden también ser fuente de estrés y se puede sentirse amenazado o asustado y puede necesitar sentir tranquilidad y consuelo de aquellos alrededor suyo.

Fuente: EPDA